Autolesiones

Autolesiones

Se llama así al acto de hacerse daño deliberadamente. Puede ser que te hagas cortes, o te arañes, o pinches, o pellizques, te arranques el pelo, des puñetazos a paredes o puertas, realices actos peligrosos…

¿Por qué lo hacemos?.

Puede haber muchas razones. A veces es como una “válvula de escape”, para escapar de emociones muy intensas o dolorosas, o para evitar situaciones o recuerdos traumáticos, a veces para castigarte a ti mismo porque te sientes muy mal contigo mismo... no siempre hay una sola causa y no siempre tenemos claro qué está pasando.

Es posible que cuando te autolesionas sientas que tienes un cierto control sobre tu vida, pero es una sensación engañosa, a veces es un intento de escapar de lo que estás viviendo.

Es evidente que sufres intensamente pero hacerte daño no va a mejorar las cosas. Es probable que necesites ayuda, tienes que buscar otra forma de afrontar las dificultades. ¿Te sientes con fuerzas para hacer algo que no te haga daño cuando te encuentras mal?. Es importante que busques otras formas de resolver las dificultades, así poco a poco puedes aprender a hacer frente a todo ese sufrimiento de otra manera.

Cuando te autolesionas sientes vergüenza e intentas que los demás no se den cuenta, eso hace que te sientas más solo y te aísles incrementando así tu sufrimiento.

Cosas que puedes hacer o debes saber:

Aprender a soportar emociones muy intensas y desagradables es una tarea compleja pero no es imposible, forma parte del proceso de maduración de las personas.

Habla con alguien de confianza sobre tus sensaciones, emociones, preocupaciones y miedos. No sigas escondiéndolo, cuenta sin miedo lo que te pasa, escribir antes lo que quieres decir puede ayudarte a aclarar tus ideas.

Cuando identificamos la causa de nuestro sufrimiento parece que el sufrimiento es un poco más tolerable y eso nos permite afrontar el problema concreto.

Piensa qué es lo que esperas, qué apoyo necesitas, qué necesitas que cambie para sentirte mejor.

Hay personas que pueden ayudarte.

Hacerte daño, a la larga, complicará las cosas.

Cuídate, busca actividades que te relajen y te hagan sentir bien. Busca un tiempo para ti. Busca personas con las que te sientas tranquilo.

Pide ayuda. Pide ayuda, hay salidas al sufrimiento.

Cuando tengas que lidiar con sentimientos que te resulten desbordantes y abrumadores puedes buscar otras estrategias alternativas:

  • Escribe lo que sientes y luego táchalo con fuerza (el papel no va a sufrir).
  • Grita con fuerza en algún sitio en el que puedas estar solo
  • Sal a caminar o a correr con mucha energía.
  • Escucha música relajante.
  • Busca qué cosas te ayuden a sentirte bien, nadie mejor que puede descubrirlo.

Recursos de ayuda

Tu familia: busca a la persona que sientas que te puede escuchar mejor, explícale cómo te sientes y pídele que te ayude a encontrar la mejor solución.

Tu centro educativo: Habla de lo que te pasa con tu tutor/a, profesor/a de confianza o acude al departamento de orientación. Todo lo que cuentes será tratado de forma confidencial.

Tu médico/a de atención primaria: pide una cita, coméntale cómo te sientes y lo que te está pasando para que valore todas las posibilidades. Con una revisión descartará si hay algún problema físico que te cause los síntomas. Confía en el personal sanitario y si crees que necesitas algo más, pide que te deriven al/la psicólogo/a que te corresponda en tu centro de Salud.

Teléfono de la Esperanza: Puedes hablar con una persona las 24 horas del día, consulta los teléfonos de nuestras sedes en la página www.telefonodelaesperanza.org. Estaremos preparados para escucharte y ayudarte a expresar todo lo que necesites. También puedes solicitar entrevista con un profesional de Intervención Psicosocial.

Fundación ANAR: organización sin ánimo de lucro que se dedica a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo y desamparo. Teléfono gratuito de atención especializada 900202010, su web en la que encontrarás más información https://www.anar.org/necesitas-ayuda-telefono-ninos-adolescentes/

www.autolesion.com: en esta web también encontrarás información de utilidad.